WhatsApp Image 2017-03-24 at 08.28.05

Alberto Mora elegido para asistir al CAR de Sant Cugat

El joven jugador del Club Waterpolo Sevilla, ha sido seleccionado para asistir a unas jornadas de seguimiento personalizado en el Centro de Alto Rendimiento de Barcelona, desde el 25 hasta el 29 de marzo.

Los próximos días 25, 26, 27, 28 y 29 de marzo tendrán lugar unas jornadas de seguimiento personalizado en el Centro de Alto Rendimiento catalán. En esta ocasión, Alberto Mora ha sido el elegido para asistir a dicho encuentro, como ya lo hiciese Pablo López-Sáez en octubre.

Alberto, que tiene 18 años, nació el 18 de diciembre de 1998. Actualmente, es jugador de nuestro primer equipo. Es una gran oportunidad para el joven, ya que esta es su quinta temporada como waterpolista y su quinta en nuestro club, el Waterpolo Sevilla.

Amablemente, ha atendido a los medios para valorar su convocatoria para asistir a estas jornadas en el CAR. Mora, no piensa que esto sea una recompensa por todo el trabajo realizado sino una nueva oportunidad. “No pienso que sea una recompensa sino una nueva oportunidad para aprender y mejorar mi juego”.

Polivalente, constante y trabajador

WhatsApp Image 2017-03-24 at 08.28.04

Nuestro jugador se ha definido como polivalente, constante y trabajador. “Pues me considero una jugador polivalente, puedo jugar dónde me pongan, constante y trabajador”.

Cuando le han preguntado por sus inicios, Alberto, recordaba como conoció a este deporte y como empezó poco a poco en este mundo. “El waterpolo lo conocí gracias a mi vecino  que  estaba apuntado y bueno fui una semana a probar este deporte y, realmente, al principio, no sabía nada de este, no sabía ni como se jugaba ni cuáles eran las reglas. Pero, probé la semana, me gustó, seguí jugando y hasta ahora”.

También, el jugador respondía sobre qué es lo que espera en un futuro próximo. El jugador busca mejorar su nivel y además, competir en la categoría reina del waterpolo español con el CWS. “Mejorar mi nivel de jugador y seguir muchísimos años más. Además, como objetivo grupal, jugar en división de honor con mi equipo”.

Antes de terminar, Alberto, quería animar a los más pequeños para iniciarse en el mundo del waterpolo. “Yo le diría a todos los niños y niñas que es un deporte muy divertido, y aunque al principio parezca muy complicado al ser de agua, no pasa nada, se coge la dinámica muy rápido. Además, no solo por el deporte en sí, sino por todas las amistades y experiencias que tenemos, puesto que desde chicos estamos viajando, conociendo sitios nuevos y a jugadores de otros equipos”.

Balance positivo

Por último, para concluir, ha analizado cómo va a repercutir esta oportunidad en su juego. Alberto hace un balance positivo. “Me afectará de una forma positiva, ya no solo por el juego o los conocimientos que pueda aprender allí,  sino porque también se los podré transmitir a mi club, para que todos esos nuevos conocimientos nos ayuden a mejorar”.