Carta abierta del waterpolo andaluz a la Junta de Andalucía

Por iniciativa de un socio del Club Waterpolo Sevilla, los clubes andaluces han solicitado una reunión formal con el secretario general para el Deporte con el fin de mostrar su delicada situación e incentivar las ayudas institucionales.

A la atención de José María Arrabal Sedano

Secretario general para el Deporte de la Junta de Andalucía

Como padre de un niño que practica waterpolo en la categoría cadete en el Club Waterpolo Sevilla, y que quede claro que no pertenezco a la junta directiva de ningún club, me he animado a escribirte. Y permítame que te tutee. Porque desde que mi hijo practica este deporte, veo y padezco una serie de carencias, tanto deportivas como económicas, para que el desarrollo de esta actividad se realice en unas condiciones dignas. Esto me llevó en primer lugar a ponerlo en conocimiento de distintos medios periodísticos y radiofónicos. Aunque creo que ya es el momento de ponerme en contacto con los responsables del Deporte en Andalucía para que sepan lo que padecemos los padres y madres de hij@s que practican este hermoso deporte en nuestra comunidad autónoma.

También me he puesto en contacto con todos los clubes de Andalucía, y hablando con ellos resulta que coincidimos en muchísimos más puntos y criterios de los que yo me imaginaba.

Todos sabemos que el waterpolo es un deporte minoritario, pero de ahí a que algunos clubes nos sintamos desamparados y abandonados por parte de la administración andaluza, por ahí no paso.

No todos padecen los mismos problemas, así que te animo a que nos reunamos todos los clubes y nos cites, nos des fecha y hora para hablar del WATERPOLO ANDALUZ.

No sé si eres padre, pero me imagino que querrías lo mejor para ellos, que es lo que me pasa a mí.

Somos pocos clubes de waterpolo en Andalucía, pero representamos allá donde vamos a nuestros municipios y a nuestra región. Por eso te pido que nos escuches, por favor. Te sorprenderá la cantidad de dificultades que atraviesa cada uno.

Nos conocemos todos y en cierto modo somos una familia, independientemente de nuestras rivalidades deportivas. Pero creo que ya ha llegado el momento de hacer algo, como reunirnos contigo, por ejemplo.

A nivel institucional, no creo que la práctica del waterpolo sea un problema económico, más bien de gestión, planificación… De hecho, se han aprobado unos aumentos de sueldos de nuestros alcaldes y concejales que dan fe de que económicamente estamos bien.

No convirtamos este deporte en uno más que sólo puedan practicar niñ@s con cierto poder adquisitivo. Hay niñ@s con unas cualidades deportivas excepcionales y que por culpa de la falta de ingresos económicos de sus padres y madres no pueden soportar los gastos y se ven abocados a retirarse de la práctica del mismo.

Te pido por favor que cuando leas estas líneas tomes la decisión que tod@s deseamos, que no es otra que se haga realidad esa reunión y escuches a todos los clubes de Andalucía. PONGAMOS AL WATERPOLO ANDALUZ EN SU LUGAR.

Te invitamos a que veas un partido cualquiera, tanto masculino como femenino, y te llevarás la sorpresa de lo bonito que es, verás el esfuerzo físico impresionante que se hace, verás que técnicamente es una gozada. Y si miras hacia los lados, verás a unos padres y madres entregados animando.

Está claro que se quedan cosas por el camino y que podría llevarme horas hablando de dificultades, problemas y demás, pero me gustaría que te lo dijeran ellos mismos en persona.

Sin más, estimado José María Arrabal Sedano, secretario general para el Deporte de la Junta de Andalucía, un cordial saludo y espero no haberte aburrido mucho y sí animarte bastante a que se cumpla el deseo de todos los clubes andaluces. Y como sé que eres amante del baloncesto, se me antoja una sola palabra a modo de despedida, tal como hizo Pepu Hernández en su día: WAATEERPOOLOO.

                                                                           Isaac