Dani García: «No hemos dejado de entrenar ni un solo día»

Mientras se ejercita en casa, el Club Waterpolo Sevilla cuenta las horas para volver a la competición y rubricar el ascenso a Primera Nacional. 

Ni el Estado de Alarma decretado por la alerta sanitaria debido al coronavirus ha impedido que cede la actividad en el Club Waterpolo Sevilla. Y eso que a las puertas del derbi provincial correspondiente a la jornada 17, programado el pasado 14 de marzo, la competición de Segunda Nacional quedaba suspendida por la Real Federación Española de Natación (RFEN), que a día de hoy no se ha vuelto a pronunciar sobre la resolución final de la temporada 2019/2020.

En todo caso, el equipo hispalense, situado en posiciones de ascenso a la categoría de plata cuando solo restaban seis partidos para el final del ejercicio liguero, programado inicialmente a principios de mayo, no ha bajado los brazos y ha continuado con sus entrenamientos. Eso sí, debido al COVID-19, de forma telemática, rutina que han mantenido hasta la fecha los distintos conjuntos de la entidad.

“No hemos dejado de entrenar ni un solo día. Nos hemos organizado por categorías con los distintos entrenadores, en mi caso haciéndome cargo del primer equipo y del juvenil masculino”, comenta al respecto Dani García, entrenador de un Waterpolo Sevilla que, tras acumular ocho victorias en los nueve últimos encuentros disputados, sólo piensa en culminar lo antes posible el ansiado retorno a Primera Nacional, categoría que los del barrio del Cerro del Águila perdieron hace una campaña.

“Por eso nos entrenamos sin descanso desde que se paró la liga, deseando volver de nuevo a la piscina para seguir sumando triunfos y poder celebrar el ascenso”, añade el técnico del primer equipo sevillano, que desgrana el plan de entrenamientos semanal de los suyos. “Diseñamos un programa para todas las categorías, incluidos los alevines y benjamines, con orientaciones en su caso para hacer algo de físico y actividades con la familia. El resto, de lunes a viernes tenemos sesión de una horita y los sábados otra de estiramientos o convivencia. Hacemos además retos para mantener la forma física en la medida de lo posible. Y con los porteros trabajamos aparte, normalmente los domingos, haciendo una sesión específica”.

A la espera de noticias federativas y de poder zambullirse de nuevo para trabajar en el medio propio, el agua, no queda otra que adaptarse en casa a las circunstancias originadas por esta pandemia. “La manera de trabajar de todos, por la lógica falta de material, es con el peso del propio cuerpo, con ejercicios o sesiones dinámicas, y tirando de gomas, que todos tienen, o a base de imaginación, usando garrafas de agua, palo de fregona, sillas, mesas…, inventando un poco”, señala Dani García. Todo sea por un ascenso.

Segunda Nacional masculina 2019/20

#SalvemosWPSevilla / https://salvemos.waterpolosevilla.com/