Liga Nacional vs CN Manresa (11/03/2006)

1ª Jornada (Segunda Fase) San Pablo 16:30h. 11.03.06
C.W. Sevilla-EMASESA 11-9 C.N. Manresa
Parciales: 2-2, 4-1, 4-1, 1-5
Tanteo: (0-1, 1-1, 2-1, 2-2) (2-3, 3-3, 4-3, 5-3, 6-3) (6-4, 7-4, 8-4, 9-4, 10-4) (11-4, 11-5, 11-6, 11-7, 11-8, 11-9)
Superioridades: C.W. Sevilla-EMASESA (2/6) C.N. Manresa (7/15)
Penalties: C.W. Sevilla-EMASESA (0/0) C.N. Manresa (0/0)
Árbitros: Romero (Madrid) y De Ara (Canarias)
Espectadores: 90
Alineaciones:
C.N. Manresa: González, G. Ventura, A. Ventura, Urbano (3) Nogueras (2) Corrons, X. Izquierdo, León, Bisbal, López (4) A. Izquierdo, Bastardas.
C.W. Sevilla-EMASESA: Andrés Rosa, Asencio (3) A. Carmona, Cañizares (1) Lastres (4) Duque (1) Andrés García, Almazán, José A. Millán (1) Rabaneda, Tardío, A. Millán, Espinosa (1)
Desarrollo del Partido:
El fallecimiento la noche anterior del extraordinario Jesús Rollán empañó la jornada de Waterpolo con el velo de la tristeza el pasado sábado 11 de marzo. En San Pablo, jugadores y público mantuvieron un respetuoso minuto de silencio previo al partido, como muestra de agradecimiento a ese deportista que tanto ilusionó a la afición y elevó al Waterpolo a la categoría de espectáculo público. Descanse en Paz aquel que tantas satisfacciones nos dio a lo largo de su corta e intensa vida.
Con un punto y aparte doloroso, pero necesario para entrar en la crónica del partido, esta primera jornada de la Liga Nacional de 1ª División, ahora en su vertiente de Ascenso a la División de Honor, superó las expectativas de los locales en esta fase. El centenar de espectadores que eligieron animar a su equipo en San Pablo en hora tan singular, frente a tomar el sol que ese día inundaba Sevilla, salieron contentos del resultado y, muy especialmente, del juego desarrollado.

El primer cuarto fue de tanteo de ambos equipos, con transiciones muy rápidas de ataque y defensa. Dos de los goles locales y uno de los visitantes vienen de contragolpes muy certeros. El marcador lo inaugura el visitante Urbano en el 5’42, aprovechando la primera superioridad con un excelente gol del lado zurdo. Dos contragolpes locales en el 5’16 y en el 4’47 ponen en ventaja a los de San Pablo, que ven cómo en la siguiente jugada, otro contraataque manresano empata el partido en el 3’53. En el resto del cuarto, seguirían dos superioridades para cada equipo que no obtienen éxito.
El segundo y tercer cuartos serán un calco uno del otro. Ambos se inician con gol en superioridad visitante nada más iniciarse y cuatro goles locales. En el 7’03 del tercer cuarto, López marca en la primera de las tres superioridades de las que gozaría el C.N. Manresa, dando a su equipo la ventaja en el luminoso. La reacción de los de San Pablo es extraordinaria. Su defensa fuerza a los visitantes a continuas pérdidas de balón (dos superioridades erradas) mientras que su ataque se hace fluido, fácil y certero. Lastres, en el 4’42 y Duque en el 4’12 ponen por encima a los locales en lo que ya sería la tónica del partido. Tras desperdiciar la primera, la segunda superioridad local de este cuarto sí obtiene gol y el marcador se estira a un 5 a 3 en el 1’32. Tras una nueva pérdida de balón del equipo manresano, en el 1’06 Asencio coloca el 6 a 3 en el marcador.
El tercer cuarto es una copia exacta del anterior. López marca para los visitantes en el 7’11 en una nueva superioridad, pero Lastres contrarresta en el 6’54 y deja las cosas en un 7 a 4. Del lado visitante vendrían tres nuevas superioridades y dos contragolpes, todos ellos detenidos por el portero local, y una defensa que no se ajustaba y permitía el lanzamiento lejano de los de San Pablo. Del lado local, un contragolpe, un gol en la única superioridad de la que dispuso en el cuarto, y otro de lanzamiento directo ponen el marcador en un 10 a 4 al finalizar el tercer tiempo, que dejaba al partido sentenciado, aunque no resuelto, como se vería después.
Y aquí entran en juego dos elementos clave para explicar el 1 a 5 de parcial del último tiempo. Los locales, entre otras muchas cosas, deben aprender a controlar este tipo de partidos, y especialmente deben aprender a jugar ante una defensa agresiva, hosca, a la que tan acostumbrados nos tienen los equipos catalanes y que explotan con tanto éxito como escasas son las expulsiones que sufren. La ventaja se lleva a siete goles (11 a 4) nada más iniciarse el cuarto cuando marca Lastres en el 7’35. Sería el último de los locales. A partir de ese momento, los de Manresa juegan prácticamente todo el cuarto en superioridad. De hecho, los visitantes jugaron el 40% del tiempo total del partido en superioridad. Dispusieron de cinco “uno más” (la doble expulsión no cuenta) y de ellas extrajeron petróleo marcando en cuatro ocasiones. El equipo manresano es de una muy alta efectividad en estas jugadas, acabando siempre en el lado zurdo. Sumado un contragolpe más, el marcador queda en un 11 a 9 que no refleja la clara superioridad local, pero que deja satisfechos a todos: los locales, por la victoria, los visitantes por el tanteo final tras ir perdiendo de siete a falta de cinco minutos de la conclusión.
Esto solo acaba de comenzar.

Más información en www.waterpolosevilla.com
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *